CUIDANDO TU MÁQUINA DE COSER


Ya sea que estés empezando a coser o tengas experiencia con la costura, una máquina de coser siempre es una inversión. Así que cuidar de ella ayuda a que dure varios años, además de mantener la calidad de tus proyectos de costura.


En este sentido, existen varios consejos que sirven para mantener a la máquina en excelentes condiciones, limpia y produciendo grandes proyectos.


Mantenerla limpia

Antes de empezar a trabajar, es recomendable sacudirle el polvo y limpiarla un poco pasándole un cepillo pequeño en la parte de arriba y en la base. Puede que necesites herramientas pequeñas como un destornillador para quitar el polvo de donde va la bobina y en la placa de abajo.


También podrías usar unas pinzas para sacar cualquier hilo suelto y pedazos de tela que se hayan quedado acumulados. En caso de que haga falta echarle aceite a la máquina, lo mejor es seguir las instrucciones del manual de uso.


Todas nuestras máquinas de coser domesticas incluyen cepillos de limpieza, pero si los perdiste, podes usar cualquiera que veas por ahí. Hacerle mantenimiento a tu máquina de coser influye en su funcionamiento, especialmente cuando se trabaja con telas naturales como el lino y el algodón.



Utilizar los accesorios correctos


Contar con los accesorios adecuados hace que realizar los proyectos sea divertido y promueve el buen funcionamiento de la máquina.


Asimismo, usar una presilla de teflón simplifica trabajar con telas complicadas que se pueden quedar atascadas en una presilla común y corriente. Aparte, permite que las telas escurridizas como la seda y el cuero se puedan deslizar sin problema, lo cual hace más sencillo coserlas. De igual forma, si te cuesta mucho, una opción es contactar a un especialista cercano que te pueda ayudar.


Prestar atención a las agujas


Muy pocos problemas de máquinas de coser son peores a tener una aguja partida, por lo que se debe revisar que la misma trabaje bien antes de empezar un proyecto.


Los números ubicados en las agujas que incluye corresponden a los tamaños europeos y americanos. Mientras más alto sea el número, más ancha será la aguja.


Al coser telas livianas hay que usar una aguja delgada, mientras que, con las telas de peso mediano, se debe utilizar una aguja un poco más grande. En el caso del cuero, tela de jean y los lienzos, se necesita una aún más gruesa.


Después de seleccionar la aguja, hay que ver que la punta sea la correcta para el tipo de material. Por lo general, son estándar o tienen una punta de bola.


Hacer una limpieza profunda


Aunque ya se haya hablado de limpiar la máquina de coser, es importante hacer una limpieza profunda de vez en cuando. Es posible encontrar guías por internet que indiquen los pasos para limpiarla con detalle.


Si la máquina es uno de nuestros modelos antiguos o discontinuados, hay que tener ciertos cuidados especiales. De todos modos, limpiarla evita que se dañe con el tiempo.


Por último, las máquinas de coser tienen sus mañas. Con el tiempo es posible identificar cómo sacarle el máximo provecho, lo que te puede ser útil al crear un proyecto que viste en las redes sociales, probar una nueva técnica o cualquier otra cosa.

79 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo